Zapatillas para Tenis ¿Cómo elegir el mejor modelo? 5 tips para comprar bien

El tenis es uno de los deportes más populares en la Argentina, no sólo en cuanto a seguidores de los principales torneos, sino que además, son cada vez más que quienes eligen practicarlo. Si sos uno de esos o querés comenzar a incursionar a este deporte tan físico como mental, necesitás un buen par de zapatillas de tenis que te permitan desplegar todo tu potencial.

El deporte tiene esa gran cualidad de hacernos pasar momentos hermosos como espectadores, pero también es un pilar fundamental de nuestra salud. Cuidar el cuerpo con actividad física y cuidar la mente. El tenis tiene la virtud de combinar destreza física, movilidad y una gran cuota de ejercicio mental: Requiere concentración y coordinación. La lograr una buena ejecución de los golpes y que tu estrategia no falle, tenés que poder afirmarte en la cancha y desplazarte cuando sea necesario. 

Por esto, te vamos a contar qué características especiales tienen las zapatillas de tenis y por qué las necesitás para cada partido. Sportotal te cuenta todo lo que tenés que saber para 

¿Por qué necesitás zapatillas de tenis?

Si bien el tenis es un deporte popular porque pueden jugarlo hombres y mujeres de todas las edades, y se puede comenzar desde muy pequeño, no es en absoluto un juego simple. Muy por el contrario, es uno de los deportes más completos en el que cuerpo y mente se sincronizan para impactar la pelota con la raqueta y colocarla en un punto preciso del campo contrario.

Jugar al tenis implica ejecutar de manera precisa movimientos complejos que requieren de cierto entrenamiento. Se deben desarrollar algunas cualidades como fuerza, rapidez, resistencia y agilidad. Si te estás preguntando si el tenis puede ser para vos, la respuesta es: ¡Sí! Pero necesitás el calzado adecuado para tus entrenamientos.

Las zapatillas tienen una serie de características en cuanto a los materiales como a su diseño, que las hacen especiales para facilitar los movimientos específicos que requiere el tenis. Entre estas características que deben reunir, se pueden destacar:

Brindar estabilidad: se debe reducir al mínimo la probabilidad de tropezar mientras estás en movimiento, cuando vas a ejecutar un saque que te regale un ace o cuando te la jugás en la red.

Materiales ligeros: tus zapatillas de tenis deben ser livianas para que puedas cambiar de dirección rápidamente. Si algo define al tenis es que se trata de sorprender al oponente y estar listo para defender esa pelota que va justo al lugar menos esperado.

Adherencia especial: si bien las zapatillas de tenis en general pueden utilizarse en cualquier cancha, cada tipo de superficie requiere de una adherencia especial. Esto es también lo que permite que puedas frenar y picar de manera segura y efectiva. Los cambios rápidos de dirección son los más frecuentes, y además de desplazamientos hacia adelante, tenés muchos movimientos laterales en distintas direcciones. 

Amortiguación en la suela: el juego implica estar en constantes rebotes y saltos, además de correr permanentemente, sobretodo cuando ya has conseguido un nivel de juego fluido. Por eso necesitás un calzado que absorba las vibraciones del suelo, reduciendo el gasto de energía y evitando lesiones.

Suelas resistentes: el juego requiere de cierto entrenamiento para lograr dominar la técnica, y una vez que la adquirís, se te van a pasar las horas en la cancha sin darte cuenta. Tus pies van a ser tan protagonistas como tu muñeca en la cancha, y tus zapatillas tienen que estar a la altura de las circunstancias. 

Tracción: tanto para el momento de impulsarte para darle más altura a tu saque como para volear en la red, necesitás un buen punto de apoyo. Asimismo, necesitás la mejor tracción para anticiparte a cada pelota que cruza desde el otro lado de la red. La velocidad y la precisión no alcanzan si la tracción falla.

Por supuesto, a todas estas características tenés que sumar que tienen que ser súper cómodas porque las vas a usar durante mucho tiempo, partido tras partido.

Comprá tu zapatillas Outdoor para Hombres en Sportotal

 

1- Tipo de suelo

En todas las provincias del país se pueden encontrar canchas, principalmente de polvo de ladrillo. Si estás un poco en tema, ya sabés que además pueden ser de tierra batida, de césped y cemento. Cada una de estas canchas tiene características particulares y el calzado debe ajustarse a ellas. Si bien, en general, las zapatillas de tenis se pueden utilizar en cualquiera de estas superficies, para obtener el más óptimo rendimiento, debés comprar las zapatillas específicas de la superficie en la que más te guste jugar o la de la cancha en la que practicás el tenis con más frecuencia.

Veamos cuáles son las diferencias:

Canchas duras: 

Son las canchas de cemento. Son las que más desgaste generan en las zapatillas, por eso tienen que ser muy resistentes y durables. Las suelas tienen un diseño de espiga modificado para incrementar el agarre. También es importante la amortiguación en este tipo de canchas. La punta y la parte superior suelen ser duras para brindar una pisada más enérgica y para que las zapatillas no se rompan con facilidad.

Canchas de tierra batida:

Son las del tradicional polvo de ladrillo. La suela en este caso sigue un patrón de espigas en zig zag para favorecer el agarre en una superficie que es mucho más resbaladiza que la anterior. El principal aporte de ese tipo de suela es que no permite que la tierra se cuele entre las ranuras cuando te desplazás. También las zapatillas especiales para este tipo de canchas son más ajustadas para evitar que la tierra entre al calzado, lo que es muy molesto mientras jugás.

Canchas de césped:

Estas generan mucho menos impacto en el cuerpo que las duras pero las zapatillas requieren de un diseño especial que te permita desarrollar velocidad. Las canchas duras se caracterizan por ser rápidas. En césped necesitás calzado que favorezca tu tracción y disminuya las posibilidades de resbalar. Por eso las suelas tienen puntos o pequeños tacos para mejorar el agarre al suelo. No es recomendable utilizar zapatillas de tenis para césped en otras superficies. 

2- Tu pie

Más allá de que exista una regla de talles estandarizada, es muy importante que elijas zapatillas que se ajusten al tamaño y forma preciso de tu pie. Por eso, puede suceder que tu número o el estilo de zapatillas que usás para tus otras actividades sea un poco diferente al de tus zapatillas de tenis.

El pie debe encajar perfectamente en el interior de la zapatilla. Si para diario elegís que las zapatillas te queden un poco holgadas, este no debe ser tu criterio para comprar tus zapatillas de tenis. Si te queda suelto el calzado, el pie puede desplazarse dentro del calzado y sufrir torceduras.

Por otro lado, tampoco las zapatillas tampoco tienen que ejercer presión sobre tu pie. Los movimientos en el tenis son muy intensos y la fricción es constante, por lo que si las zapatillas te quedan muy ajustadas te pueden salir ampollas y lastimarte. Demás está decir que si esto te pasa durante un partido, vas a jugar con dolor y mucha incomodidad. No sólo no lo vas a disfrutar sino que además vas a dar una gran ventaja a tu oponente.

En la parte del empeine, es importante que las zapatillas se sientan flexibles para darte mayor libertad de movimiento. Si tu pie acompaña los movimientos se reducen también las probabilidades de sufrir lesiones.

3- Tu estilo de juego 

Si estás aprendiendo los primeros golpes con la raqueta, probablemente no tengas definido aún qué tipo de jugador querés o podés ser. Ahora si ya tenés unos cuantos sets en tu haber, tenés que tener en cuenta si sos el tipo de jugador que disfruta de sprintar la pista, o prefiere jugar desde el fondo.

Para un juego con mucha movilidad, te gusta arriesgar yendo a la red aunque tengas que volver a toda velocidad a defender la pelota que se va por las líneas, necesitás zapatillas con suelas con mayor adherencia. También es más recomendable que elijas zapatillas livianas para no sumar peso extra que te reste velocidad.

En cambio, si te caracterizás por tener golpes fuertes y elegís plantarte en el fondo de la cancha y desde ahí dirigir el game, los requerimientos cambian. Necesitas zapatillas que te den la mejor estabilidad para que cada vez que impactes un drive salga exactamente con la intensidad y dirección elegidas. La estabilidad es también fundamental para rotar el cuerpo: sea para dar de drive o de revés la posición del cuerpo lo es todo y los pies son tu punto de apoyo.

4- La frecuencia con la que jugás

Como el tenis es un deporte muy técnico, incluso si lo hacés de manera esporádica, necesitás zapatillas que sean de materiales durables. Aunque no juegues de manera diaria o todas las semanas, los partidos de tenis en general se extienden por un par de horas y cuando te enganchás, empezás a sumar tiempo en cancha, entrenando para mejorar.

Entonces, es importante elegir un calzado que sabés que además de garantizarte un buen rendimiento y que va a proteger tus pies y tobillos de lesiones, tienen que ser durables. Tus zapatillas tienen que permitirte batir varias veces tu propio record de games ganados consecutivamente.

Recordá que la durabilidad de las zapatillas no depende solamente de cuán seguido practicás el deporte, sino también de la superficie en la que lo hacés.

5- Materiales de las zapatillas

Los materiales de tus zapatillas de tenis tienen que cumplir al menos tres requisitos: dejar que tu pie respire, brindar estabilidad, y ser flexibles.

Cuando se trata del empeine, los materiales más utilizados son el cuero y materiales sintéticos. El cuero ha sido siempre de uso extendido y popular. Brindan mucha estabilidad y sujeción del calzado al pie, aunque son menos transpirables. Los materiales sintéticos resuelven esa dificultad con un sistema de perforaciones que permite que el aire circule dentro de la zapatilla.

Entre los materiales sintéticos, también se utiliza cada vez la capellada de malla para un mayor transpirabilidad y flexibilidad. Además, las capelladas en textiles hacen que las zapatillas sean mucho más livianas.

Cuando se trata de suelas, los materiales deben ser más resistentes cuanto más dura sea la cancha. No obstante, la diferencia en esta parte de las zapatillas las hacen los diseños. En general, las suelas de las zapatillas de tenis se confeccionan con materiales resistentes y durables. Nadie se rinde hasta que el último tie break.

6- Peso de las zapatillas

En este punto también depende del tipo de juego que prefieras o que mejor se adapte a tus condiciones físicas y técnicas. Si sos un jugador en construcción, no te preocupes, siempre hay una opción que no falla.

En general, las zapatillas de tenis deben ser livianas. Es un juego que requiere de mucha velocidad y agilidad, por lo que no es conveniente sumar peso en tus pies ni cargar tus tobillos que van a estar haciendo un gran trabajo.

No obstante, si ya tenés claro que clase de juego preferís, tenés que encontrar un balance entre velocidad y estabilidad. Si apostás por lo primero, tus zapatillas tendrán que ser más livianas. Si en cambio tu carta mágica está en la potencia y necesitás más estabilidad, las zapatillas más adecuadas serán un poco más pesadas.

¿Qué zapatilla de tenis comprar?

Si todavía no te animás a jugar al tenis, te recordamos los buenos motivos que tenés para hacerlo: mejora el equilibrio, ganás movilidad y agilidad, desarrollás fuerza y claro, quemás calorías. También es un gran aliado para incrementar la concentración y liberarte de la rutina.

Si ya sos un jugador frecuente, tenés más que claras estas cuestiones y sabés que el tenis es un deporte que tiene mucho para dar. Pero en cualquiera de los casos, el equipo con el que vas a practicar es la diferencia en que disfrutes de la actividad y mejores tu rendimiento con cada entrenamiento. Además de la raqueta, las zapatillas son el componente clave porque tus pies sobre la cancha son los que verdaderamente definen cada punto.

Para entrar a la cancha elegí las zapatillas que mejor se adapten a tu estilo de juego, para que ganes en velocidad o en estabilidad según cuáles sean tus puntos fuertes como jugador. Seleccioná las zapatillas según el tipo suela de acuerdo a la superficie en la que vas a jugar con mayor frecuencia, en especial si esa supericie es dura. El tenis es un juego de mucho impacto y es clave que tus pies estén cómodos y bien protegidos. Si estás recién aprendiendo, elegir correctamente tus zapatillas te va a dar la posibilidad de explorar todas tus condiciones y convertirte en el jugador que te propongas.

Elegí las mejores zapatillas de tenis para vos y que no se te escape ese match point.

Mejores Zapatillas de Tenis Hombre: modelos y precios (2022)
mejores zapatillas de tenis hombre

¿Ya descubriste lo apasionante que es el tenis? ¿Empezaste a jugar y buscás las mejores zapatillas para demostrar que merecés Leer más